soyaudio.com el sonido independiente

Cómo usar un compresor parte 2


  • Dame más volumen!!! (Compresión y R.M.S)

Antes que nada no te pierdas la primera parte!!!

En los últimos años se puso de moda el fenómeno de reeditar discos con el rotulo "Remasterizado" Si bien hay casos particulares en los que las pistas originales estaban muy dañadas y fueron reparadas, la gran mayoría de estas re-ediciones son una búsqueda de la industria discográfica de "modernizar" el sonido de estos clásicos a los tiempos que corren. Y en los tiempos que corren, una característica principal de la música comercial es su fuerte compresión (recomiendo escuchar las remasterizaciones de los Beatles) ¿No tienen la impresión de que el audio comprimido se escucha mas fuerte? Esto es debido a que mediante la compresión podemos aumentar el valor R.M.S Pero ¿cómo es que escuchamos?

En este artículo vimos cómo el sonido viajaba en ondas y dependiendo de la cantidad de ciclos por segundo de las mismas, era la frecuencia que escuchábamos.

¿Podemos escuchar un ciclo? ¿Podemos escuchar y diferenciar los picos de los ciclos?

La respuesta a ambas preguntas es NO.

Para la primera cuestión, nuestro cerebro empieza a diferenciar la frecuencia que estamos escuchando luego de unos cuantos ciclos.

Para la segunda pregunta, nuestro oído y nuestro cerebro tienen una velocidad de respuesta demasiado “lenta” (denominada tiempo de integración) como para diferenciar los picos por separado. Algo parecido a lo que les pasan a nuestros ojos y nuestro cerebro cuando vemos una película. No podemos diferenciar los fotogramas por separado, vemos el movimiento completo. Nuestra sensación de mayor o menor volumen no viene dada por los puntos más altos o más bajos de la onda sonora sino por la “energía” que está contenida dentro de la misma. Y esa energía viene determinada por el promedio entre estos puntos (recuerden el concepto de rango dinámico).

El R.M.S nos ayudará a poder medir estos promedios y poder entender por qué la compresión permite dar sensación de mayor volumen en el audio.

  • ¿Pero qué es el R.M.S?

Es muy difícil hablar de esto sin entrar de lleno en matemáticas, electrónica y otras

asignaturas con poca popularidad.

Lo voy a intentar:

Cuando hablamos de sonido (trasmisión a través del aire) o de audio (trasmisión eléctrica a través de corriente alterna), en los dos casos se describe una onda con valores positivos y negativos, por eso se habla de frecuencias o ciclos. Si hiciésemos un promedio de los valores de la onda, el mismo daría 0 (los valores positivos y negativos se anularían).

El R.M.S es una función matemática que permite calcular la energía dentro de la onda (recuerden a más energía más volumen), obviando este problema.

La conclusión más importante que podemos sacar de esto es que: para mayor sensación de volumen, no importa el valor de los picos de la señal, importa la energía contenida dentro de ella. Por ende, dos señales con valores de pico iguales, pueden generar valores R.M.S y sensaciones de volumen muy distintos.

Uuuffff… ahora sí, compresión.

Bueno, con toooooodo esto dicho, podemos encarar la compresión y empezar a responder algunas preguntas que nos hacíamos en el artículo anterior y en este. ¿Por qué un audio comprimido suena más fuerte o tiene más volumen que uno sin comprimir?

La respuesta es: porque tiene mayor R.M.S.

Si nosotros controlamos los picos de una señal pero al mismo tiempo le subimos el nivel general, el resultado es un rango dinámico menor por un lado, pero también, el promedio de los valores es mucho mayor (mientras que los picos se mantienen estables, los momentos de menor valor aumentan su nivel).

Matemática simple y pura.

Intentaré explicar esto de una manera más musical en el …..

  • Compresión caso 2

Un ejemplo que se ve muy a menudo es con el bajo.

Este es un instrumento al que muchas veces se lo denomina la guitarra que no suena y es porque su rango de frecuencias se encuentra en un sector donde nuestro oído es poco sensible (curvas de Fletcher y Munson, lo veremos más adelante), con lo que, para que se escuche al mismo nivel que los demás instrumentos, o para que por lo menos no se nos pierda, debemos ponerlo en la mezcla a un nivel considerable y su sonoridad debe ser constante.

El compresor nos garantiza justamente eso.

Lo que haremos es ponerles un límite a sus picos máximos.

¿Pero esto no haría que el instrumento tuviese menos nivel?

La respuesta es sí, pero al tener una señal más compacta, nos habilita a poder subir el volumen general del instrumento y por ende su sensación de volumen.

  • ¿Cómo medimos el R.M.S?

Hay una herramienta que se llama Vumetro (Volumen Units Meter en ingles) que, como lo dice su nombre, mide unidades de volumen (!!!!!!distinto que un peak meter!!!!!!).

Pero lo que tiene de interesante esta herramienta es que tiene un tiempo de integracion de 300 ms (balística lenta) con lo que responde bastante parecido a nuestro oído.

Es muy poco preciso en bajos niveles ya que se lo utiliza para controlar que la señal no sature y tenga un buen nivel R.M.S

Bueno, otra vez, pausemos aquí.

En nuestra próxima entrada hablaremos de los controles de los compresores, para que sirve cada uno de ellos y que efectos podemos conseguir de los mismos. Nos vemos la próxima...